0

¿Cuál es la diferencia entre un robo y hurto?

Los robos y hurtos son los delitos más frecuentes en Chile, según los datos de la Subsecretaría de Prevención del Delito, dependiente del Ministerio del Interior.

Sin embargo, pese a lo comunes que pueden ser estas faltas, muchos tienen duda respecto a la diferencia entre uno y otro, por lo que en Bufetes.cl te lo explicaremos.

“El robo es el delito en el cual alguien se apropia de algo de otro usando la violencia o la intimidación en las personas o la fuerza en las cosas (como romper una ventana). Si la apropiación de algo de otro se hace sin violencia, intimidación o fuerza en las cosas, es un hurto”, explica la BCN.

Por ejemplo, entrar a robar a una casa sería robo, pues requiere romper chapas de puertas o sacar protecciones de ventanas, etcétera. Por el contrario, robar un producto en un supermercado sería un hurto.

Pero la diferencia entre estos dos delitos no siempre es clara. Hace algunos años, se hizo común que delincuentes rompieran el vidrio de un auto y robarán celulares o carteras de víctimas que se encontraban dentro del mismo auto, esperando en un semáforo en rojo o saliendo de un estacionamiento.

En un principio, este delito fue calificado como un hurto pues se consideraba que no había una intimidación directa a la víctima. Sin embargo, después se evaluó la potencia del impacto y el ruido que generaba romper el vidrio de un vehículo y se elevó su gravedad a robo con intimidación.

Las penas asociadas a estos delitos dependerán de muchas variables. En el caso del hurto, dependerá del monto sustraído.

Por ejemplo, en el caso de los mecheros, si el monto es menor a media Unidad Tributaria Mensual (UTM), es decir, menos de 23 mil pesos, la sanción puede ir desde uno a 40 días de cárcel y una multa de cuatro UTM, 180 mil pesos, pues se considera un hurto falta.

Si el monto sustraído supera la media UTM, la sanción va desde los 61 días de cárcel hasta los cinco años con una multa mínima de cinco UTM, equivalente a 233 mil pesos.

En cuanto a los robos con sorpresa, conocidos como “lanzazos”, la pena es de 541 días a cinco años de presidio.

En el caso de los robos con intimidación, la pena dependerá de la magnitud de la violencia usada y de las atenuantes que se puedan considerar en el caso, como la irreprochable conducta anterior.

No obstante, usualmente este delito es castigado con la pena de presidio mayor en sus grados mínimo a máximo, es decir, de cinco años y un día a 20 años de presidio cualquiera que sea el valor de las especies sustraídas.

Las penas aumentan considerablemente cuando se trata de un robo con homicidio o con violación, pues en estos casos la pena va de 15 años y un día de cárcel a presidio perpetuo calificado. De aplicarle esta última condena, la persona no tiene derecho a solicitar la libertad condicional antes de los 40 años de cárcel.

La pena de cualquiera de estos delitos aumentará si hay reincidencia.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Escanea el código